jueves, 26 de junio de 2008


Una noche, senté a la Belleza en mis rodillas, y la encontré amarga.
Y la insulté.
(Arthur Rimbaud)
Entre mis pasiones, mi especial predilección por todos los malditos de la historia (en su día repudiados, hoy admirados por sus visiones). He aquí mi primer homenaje.
Quisiera que el éxito fuera como la muerte para que los triunfadores nos dejaran en paz.

CANCIÓN DESDE LA MÁS ALTA TORRE

¡Que venga, que venga
el tiempo del amor!

Tanta paciencia tuve
que para siempre olvido.
Temores y dolores
a los cielos se han ido.
Y la sed malsana
oscurece mis venas.

¡Que venga, que venga
el tiempo del amor!

Igual que la pradera
al olvido entregada,
crecida, y florida
de incienso y cizañas,
con el feroz zumbido
de las sucias moscas.

¡Que venga, que venga
el tiempo del amor!

ARTHUR RIMBAUD

¿Bueno? ¿Malo? Grilletes calificativos forjados en la sórdida fragua de la divinidad. No los utilices conmigo, me desvirtuas... ¿O acaso etiquetas a la bestia de impía?
Tanto si me llamas bueno como si me dices malo, me extingues con un tributo destinado a las arcas mohosas de la Moral.
Estos versos son míos:
ESPEJISMO
Y la deidad cuida
de lo perpetuo,
mientras el error,
acorde con su frialdad,
es mediocre afición.
Finge vivir
quien al nacer murió.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Buenas Valero, no es para comentarte el poema, es para pasarte información de como añadir un contador de visitas a tu blog, así verás como va el asunto, te lo paso y si quieres, cuando lo hayas usado puedes borrar este comentario. Un saludo y a cuidarse.

http://asistencia.hazblog.com/tutoriales-f3/agregar-contador-de-visitas-a-tu-blog-t48.htm

andres dijo...

Hola Antonio, soy Yuste. La cita de Rimbaud yo la conocía como "Una noche, senté a la Belleza en mis rodillas. Se mostró esquiva y yo la cubrí de injurias".